“¿Cuando se acabarán las dudas sobre la aportación de la cerámica a la historia de la humanidad? ¿Cuando se reconocerá nuestra dilatada historia y el enorme calado de nuestras señas de identidad? Pero resulta que además de historia tenemos un portentoso presente lleno de creatividad, que nos garantiza un futuro prometedor”
Antonio Vivas Zamorano; crítico de arte. Director y editor de la revista “Cerámica”.

La cerámica española y su integración en el arte
Miranda Ogando, José; crítico de arte, comisario de exposiciones
«La cerámica vista desde fuera»
En: La cerámica española y su integración en el arte (catálogo exposición). Valencia, 2006

Rosa Cortiella estudió cerámica en la Escuela Forma (1985-89) a la vez que aprendía escultura en la Escuela de Artes y Oficios de Barcelona, donde se interesó por compaginar las clases de su especialidad plástica con ejercicios de los alumnos de cerámica de aquel centro. Seguidamente sintió la urgencia de ampliar las bases de su formación y se licenció en la especialidad de pintura en la Facultad de Bellas Artes (1992-97). A lo largo de ese período de formación su vocación de ceramista, practicándola entonces con una especial inclinación por el color y la composición. Hay que decir que aquellos años de la década de los noventa coinciden con el “boom” del diseño, cuyos principios han marcado el carácter de la obra de Cortiella desde sus inicios, tanto en la vertiente comercial de su producción de piezas seriadas –cuencos, platos, joyas, pequeñas esculturas–, cuanto con el conjunto de su arte –en el que destacan, asimismo, su creación de objetos mágicos (las series Mira, Llagrimari y Miradors), sus construcciones de altas torres arquitectónicas y sus instalaciones de sentido paisajístico.

Al hablar con Rosa Cortiella, tan serena y tan lúcida, ella misma suele darnos las claves –que, a fuerza de haber sido meditadas, terminan pareciendo muy sencillas– sobre el auténtico sentido de su trabajo y, en consecuencia, de su lenguaje, tan peculiar. Ella dice que su propósito es el de “mirar la cerámica desde fuera de la cerámica”, o sea, desde el dibujo, desde el grabado, desde el modelado, desde la instalación, desde la pintura… Esa mirada multidisciplinar es consecuencia y expresión del rico y variado aporte teórico que sustenta y define su práctica del arte. En nuestra exposición Cortiella está representada por la instalación “El peso de la ausencia”, seis piezas cilíndricas –gres y acrílico– muy perforadas por formas circulares, con lo que su espacio interior/exterior resulta especialmente fluyente e intensamente matizado por la luminosidad y la sombra.

Ver Exposición

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui la millor experiència d'usuari. Si continua navegant, està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies, faci clic en l'enllaç per a més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies